China es una enorme fábrica de lo que sea que nos haga falta, que es posible encontrar productos baratos y si se busca con cuidado, de buena calidad. Muchas de las cosas que compramos en Chile son importadas desde China, por lo que tiene sentido cuestionarse por qué comprar de la manera tradicional si podemos saltarnos intermediarios e ir directo al vendedor.

Share Button