Según el Reporte de Comercio Exterior de Chile, el primer trimestre del presente año hubo un desempeño positivo del comercio exterior, ya que las Importaciones mostraron un aumento de un 12% con US$15.381, además se expandió un 8% en el año, con un total de US$31.136 millones, en comparación al año pasado que en esta misma fecha había registrado una caída del 11% anual.

Esto se debe a que se mejoró la demanda interna en Chile. China continúa siendo el mayor socio comercial de nuestro país, concentrando un 23 % de las importaciones totales y un 24 % de exportación.

Luego de China, los principales destinos de las exportaciones chilenas fueron Estados Unidos, con un 17% del monto total, y la Unión Europea, con un 12%. Mientras que en las segundas, el aumento se debe al desempeño de los bienes intermedios (petróleo incluido), con una expansión anual de un 15%, y las compras al exterior de bienes de consumo, con un 23%. Aunque todavía no se recuperan los bienes de capital, con una baja de 8,6%.

Para este año 2017, las perspectivas de crecimiento a corto plazo de China del FMI han sido revisadas al alza gracias al estímulo proyectado de la política económica.

En los últimos 15 años, China ha sido uno de los motores que han tirado el desarrollo de la economía global. Desde 1990, el tamaño de su economía se ha multiplicado más de diez veces, pasando de ser la décimo segunda economía más grande del mundo, por debajo de Brasil y México, a ser la segunda economía más grande del mundo.

Para seguir manteniendo elevadas tasas de crecimiento económico, China tiene el desafío de avanzar en reformas donde se racionalice la toma de decisiones en sus empresas, se eliminen los subsidios que reciben las empresas de propiedad estatal, y se promueva el buen funcionamiento de los mercados, para que la oferta y la demanda encuentren su equilibrio sin distorsiones, y con ello los precios reflejen la verdadera escasez de los bienes y servicios.

 

 

Share Button